Ir al contenido principal

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Una aventura en Galipán

Ese día salgo tarde de casa, indeciso si salir o no. Al final me decido por darle un paro a la rutina, me voy hasta la estación del metro La Hoyada y en la salida tomo el servicio de BusCCS que me lleva hasta "el mercado de las flores"; desde allí tomo otra camioneta hasta San José de Cotiza, la camioneta me deja en el puesto de la Guardia Nacional y me toca caminar un tramo en subida para llegar hasta la parada de los jeeps que suben hasta Galipán 

El servicio de Jeeps es muy bueno, bastante amigables los conductores y ademas económico, recomiendo agarrarse bien porque todo el trayecto es muy empinado, también se puede hacer el recorrido a pie, pero se debe tener una excelente condición física. Luego de pasar por Los Venados, y otros pequeños caseríos, llego a Galipán, este caserío y pueblo turístico, tiene una calle principal donde se encuentran muchas tiendas de artesanía, y restaurantes, es alli donde tiene lugar la vida turística.


Después de comprarme unas galletas típicas y de elaboración artesanal para almorzar voy en busca de un lugar tranquilo para poder sentarme a comer, leer y dormir,  así que camino mas allá del establo, y me adentro en el propio caserío, y consigo el lugar perfecto en una pequeña colina al lado de una casa de cinc entre arboles de eucalipto y pinos, la vista era espectacular, se había despejado y podía observarse como el mar hacía consonancia con el cielo y se mezclaban en una perfecta armonía, a lo lejos se podía ver algunas embarcaciones que llegaban al Puerto de La Guaira al igual que algunos aviones.



Considero de que Galipán tiene mucho mas potencial turístico del que actualmente se explota, literalmente el turismo en esta zona depende es de las compras que realicen los turistas. Pueblo adentro de Galipán hay cultivos de distintos tipos de frutas, y verduras; al turista citadino siempre le llamara la atención el estilo de vida de los campesinos, y conocer sus cultivos y aprender de ellos, esto es también una forma de explotar el también llamado "ecoturismo". 

Después de haber contemplado esa increíble vista, de la cual muchos turistas se pierden porque solo permanecen la calle principal donde a duras penas entre arboles y ramales se ve 'algo' decido bajar hasta el pueblo, para ver que mas tiene Galipán para ofrecernos. Una vez frente a la escuela de este poblado conocí a un señor que me comentó sobre la decadencia de la agricultura que está viviendo Galipán, y es que a los hijos de los campesinos ahorita les llama mas la atención el comprarse una moto, estar y trabajar en Caracas y se han descuidado mucho los campos, me comenta también que son raros los muchachos que se quedan.  Destacando que es de los cultivos de Galipán que se surte este poblado y del que viven gran cantidad de los pobladores, por el comercio de las frutas y verduras en 'La puerta de Caracas'.


Les recomiendo a todos conocer este increíble lugar, que por cierto forma parte del Estado Vargas, quererlo, cuidarlo, amarlo, protegerlo, y por supuesto dejarlo igual o mejor de limpio que como lo encontraron. Les recomiendo tambien adentrarse a los caserios y hablar con la gente en cualquier lugar que conozcan, porque es posible que se enteren de historias que seguramente no aparecen en las guías de viajes. 

Saludos.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Narrativas nuestras: Érase una vez en Venezuela

Luego de haber visto Érase una Vez en Venezuela en cine, el film venezolano que va camino a los Oscars, me convertí en un embajador no oficial del film y de su mensaje.  La realidad venezolana se plasma en un film que cubre aproximadamente 5 años y que captura no sólo el devenir de la crisis política en Venezuela sino que también captura la profunda crisis social y humanitaria y la fuerte desfragmentación del tejido social que atraviesa mi país.  Luego de haber donado a la campaña de recolección de fondos que realizó el film con el ánimo de financiar su camino a los Oscars, me fue enviado el link para acceder a la película en línea como retribución a mi donación. Organicé una noche de películas para ver junto a seres queridos este film y seguir promoviendo que más personas lo vean, lo sientan suyo y lo compartan.  Mi hermana, justo a mi lado durante la proyección de la película, pronunció dos frases que se quedaron en mi cabeza durante todo el film y que me motivaron a escribir esta en