Ir al contenido principal

Simón dice: Recuerda

Cuando llegué a Caracas, desde mi pueblo original de residencia, en Septiembre de 2014, la Capital de Venezuela se encontraba recuperando de una jornada intensa de protestas que habían ocurrido a inicios de año. Para el momento en que llegué a Caracas reinaba una especie de normalidad, y posiciones encontradas sobre la justificación de las protestas. Para ese momento, algunos alimentos empezaron a escasear pero nadie imaginó lo que vendría luego.  Mi primera semana de clase en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Central de Venezuela en Diciembre de ese año también fue un poco intensa. La universidad se preparaba para elecciones de representantes estudiantiles tanto a nivel federativo como a nivel de facultades y escuelas. Esa primera semana de clases, algunas clases se interrumpían cuando ingresaba algún candidato al salón con autorización del profesor de turno para darnos su discurso y motivar el voto a su favor. En el primer semestre de la carrera no entie

Guía para viajar a la Colonia Tovar: Un pedacito de Alemania en Venezuela

En 1840 el Estado de Venezuela quería traer inmigrantes europeos y con la ayuda de Agustín Codazzi y Alexander Benitz se planteó un asentamiento alemán en el valle donde nace el río Tuy.


Clemente era el nombre de la fragata que trajo consigo a los primeros 351 alemanes en 1843, provenientes del suroeste de este país europeo, que debieron navegar el Rin y caminar cientos de kilómetros por el norte de Francia hasta alcanzar el puerto de Le Havre para embarcar con rumbo a Venezuela. 


Cuando llegan a La Guaira la embarcación es puesta en cuarentena por una epidemia de viruela en el interior de la misma, y la autorizan para irse hasta Choroní donde completa la cuarentena. Cruzan hasta Maracay, desde allí a La Victoria y luego suben hacia lo que se convertiría en la Colonia Tovar.

La actual Colonia Tovar no es la sombra de lo que era en aquella época, hay relatos en los que se comenta que Benitz y Codazzi tenían a los colonos como sus propios esclavos, no los dejaban salir de allí y no se les permitía casarse con criollos. Hoy en día la Colonia Tovar  se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos del país, lo que ha permitido, por desgracia, que la cultura alemana ya no exista con tanta fuerza como en aquellos primeros años.


Lo cierto es que quienes visitan la Colonia Tovar lo hacen para alejarse del ruido de la ciudad, conectarse un poco más con la naturaleza y degustar de la gastronomía alemana. A mi particularmente me gusta visitarla entre los días lunes y jueves; donde se puede ver como llevan su vida diaria  los lugareños sin la influencia de los turistas que la visitan de viernes a domingo y sin la bullaranga que estos mismos crean entre las calles. 



¿Dónde Comer?

Como les comento arriba, la Colonia Tovar se ha vuelto muy comercial, un plato de comida puede costar entre los 1000 y los 3000 Bs (septiembre 2015), dependiendo del lugar al que vayas.

Para comer existen numerosas opciones y todo va de acuerdo a la ocasión. Hay restaurantes de lujo y muy reconocidos como  Rebstock, Freiburg, Frankfurt, Bergland y la Casita del Fondue.

Pero también existen opciones más económicas como los pequeños restaurantes-cafés que se encuentran en la calle Bolívar o cercanos a la plaza donde los precios por un plato de Salchichas alemanas o polacas con ensalada y pan varían entre 700 y 900 Bs (septiembre 2015). 

Lo que varía en cada lugar es la presentación, pero la frescura de los alimentos es incompatible en todos, en la Colonia Tovar los alimentos van directamente del campo a la mesa.

Para degustar unas fresas con crema les voy a recomendar las de la Señora Ireira, bajando hacia la Iglesia se va a encontrar con su puesto de fresas que tiene un encerado rojo como techo, sus precios son los mejores y las fresas siempre están frescas que combinan perfectamente con la crema bien batida que también ella prepara.

El precio de las cervezas artesanales Tovar y Benitz (las más consumidas  por turistas) varía entre 200 y 300 Bs (Septiembre 2015) de acuerdo al lugar en donde te la tomes.

Si están hospedados en algunos de sus posadas u hoteles y prefieren cocinar ustedes mismos sus alimentos, les recomiendo que compren las verduras y frutas en el mercado que se instala aledaño a la Iglesia, les garantizo frescura y calidad al 100%.




¿Dónde dormir?

Las opciones para hospedarse son muchas, en exceso quizás. Puedes elegir si dormir en un hotel o en una posada. Particularmente prefiero las posadas.

La lista de hoteles más recomendados son los siguientes:

-       Hotel Selva Negra.             Telf (244) 355 1715
-       Hotel Bergland.                   Telf (244) 355 1994
-       Hotel Edelweiss                  Telf (244) 355 1260
-       Hotel Frankfurt                    Telf (244) 355 1879
-       Hotel Freiburg                     Telf (244) 355 1313

Esos son solo algunos de los hoteles que brinda la Colonia Tovar, para consultar precios comuníquese al número telefónico correspondiente.

Por su parte también tenemos una lista de posadas y cabañas, cada una con un encanto particular:

-       Cabaña Dusseldorf            Telf (426) 643 0721
-       Chalets Von Zena              Chaletcoloniatovar@gmail.com
-       Posada Baden Baden       Telf (426) 831 2023
-       Cabañas de Alejandra       Telf (412) 400 3742
-       Cabañas La Ballesta         Telf (244) 355 1156
-       Posada Don Elicio             Telf (244) 355 1254
-       Posada Santa Claus Inn   Telf: (244) 355 1776

¿Qué hacer en la Colonia Tovar?

-   1- Anotarse para participar en un tour en rustico con la gente de Regenwald Tour, les recomiendo el tour combinado en el que se visitan algunos cultivos de frutas y hortalizas, se conoce la arquitectura de la zona,  te llevan a una fábrica de licores artesanales y por si fuera poco incluye también una excursión al Monumento Natural Pico Codazzi. Se pueden comunicar con ellos para hacer su reservación a través del número telefónico: 0244-355 1662

-    2-   Asistir a la fiesta de la Cerveza que se realiza en el mes de Octubre, la celebración tiene el nombre de Oktoberfest y es cuando la cultura alemana más sale a relucir, con juegos, trajes, espectáculos, música y mucha, mucha cerveza. Para enterarse más de este evento consulta su página oficial  http://www.oktoberfestcoloniatovar.com/


-  3- Ninguna visita a la Colonia Tovar está completa si no se camina por sus calles y  te pierdes viendo a lo lejos los cultivos de fresas y esas casitas que hacen que te preguntes ¿Cómo será vivir aquí? Pero es clara la respuesta que tienes en tu mente y es “un relax total, aquí sería feliz viviendo”. Mientras hueles las rosas del camino y te metes ahora por callejuelas menos transitadas que tienen un mayor encanto y al final llegas a la plaza, porque realmente todos los caminos te conducen allá y hablas con los agricultores que venden sus hortalizas recién cosechadas y luego entras por fin a la iglesia, mejor apagas el teléfono y la cámara como reza un cartel en la entrada y te entregas a la paz que se respira en este lugar y le agradeces a Dios por estar allí, por estar vivo y por permitirte disfrutar de ese lugar.
 
  

 












Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

El Saladillo: Color y Más Color.

El Saladillo es un sector popular de Maracaibo, símbolo regio de la zulianidad. Sus calles y sus casas son una auténtica mezcla de sentimientos y tradiciones. Unos colores vibrantes que se le mete a uno las venas y nunca se le sale del pensamiento. Estas calles han sido fuente de inspiración para numerosos poetas y gaiteros. Su gente está muy conectada con la Virgen de la Chiquinquirá. Fue una de sus habitantes, María Cárdenas, quien se encontró –mientras lavaba en el Lago- una tablita que mostraba lo que parecía ser una imagen religiosa a la que no le tomó importancia hasta que los milagros comenzaron a suceder y, fue así como en El Saladillo comenzó la devoción hacia la Chinita. Este sector data del siglo XVIII y sus casas fueron construidas de tal manera que aguantaran el inclemente sol que hace en estas tierras sin que sus propietarios se achicharraran por el calor en el interior de estas. Construidas frente al lago –en su costa occidental- con calles que conducen

Guía para viajar a El Hatillo: Un pueblo cultural

El pueblo de El Hatillo, que en principio era conocido como “El Jatillo”,   comenzó siendo un lugar de paso para los arrieros que viajaban desde los Valles del Tuy hasta Petare, pero en 1773 Baltazar de León llego de Cádiz para asentarse en un lugar tranquilo, en alguna zona montañosa de Caracas donde descansar después de una vida ajetreada en contra de la Corona  Española y se encontró con El Hatillo. El entusiasmo, liderazgo y las ideas visionarias de Baltazar de León nunca cesaron, su energía lo lleva a constituir una comunidad y en 1776 inaugura la Iglesia de Santa Rosalía de Palermo, actualmente el símbolo cultural más importante de El Hatillo que finalmente es fundado en 1784. El Hatillo es el principal lugar de disfrute y de descanso de los que viven en Caracas debido a la poca distancia. El Hatillo se encuentra ubicado al Sureste de la capital venezolana, y los fines de semana se encuentra repleta de personas que van en búsqueda de un poco de paz. Este pueblo per