Ir al contenido principal

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

La Difícil Tarea de Comprar un Pasaje.

Foto tomada de: www.hoyvenezuela.info
Los terminales aéreos y terrestres están siempre llenos de turistas y viajeros pero es también el lugar en el que abundan rateros, carteristas y tramposos que se quieren aprovechar –y que en ocasiones lo hacen- de los viajeros. “Carora, Barquisimeto…Valencia, Maracay…Maracaibo, Cabimas”, generalmente estas ofertas con las que te bombardean apenas vas llegando al terminal de La Bandera en Caracas son para viajes en carro exprés y los costes son elevados.

Cuando logras pasar la muchedumbre –que también intenta subir sin tropezar con nadie- por la rampa mientras te ofrecen taxis y moto-taxis, otro montón de gente te pregunta para dónde vas y te ofrece pasajes en autobús casi para cualquier lado del país. No importa que esa persona vista con la ropa de la línea de autobuses ¡No les compres!

Si te acercas a estas personas y te ven apurado en comprar el pasaje y además es fin de semana un pasaje para Maracaibo, por ejemplo, puede pasar de costar 1.000 Bs en la taquilla a 1.700 Bs (Precios Noviembre 2015). No te quisieras ver en la situación de ser estafado por estas personas.

foto tomada de www.desdelaplaza.com

Estas personas son enviadas por la misma línea a ofrecer los pasajes para poder llenar los puestos en el autobús. Aquí todo se presta para la corrupción. Lo que hacen es cobrarte hasta el 70% adicional que se quedan ellos y entregan a la línea lo que vale realmente el pasaje.
No sigamos colaborando con la corrupción en Venezuela ni en ninguna otra parte del mundo. Acércate directamente a la taquilla y compra personalmente tu pasaje, ahorras dinero y evitas que te estafen.

Podría decirte que lo mejor que puedes hacer es comprar el pasaje con antelación, pero en Venezuela esto no aplica. Son pocas las líneas de viajes terrestres las que ofrecen comprar el pasaje días antes del viaje. Generalmente te venden el pasaje el mismo día. Incluso puedes llegar a ni siquiera comprar un pasaje formalmente, por ejemplo: para hacer la ruta Caracas-Valencia o Caracas-Maracay esperas que llegue la camioneta al terminal, te montas y cuando va en carretera el colector te cobra un monto estipulado.

La red de transporte en Venezuela es medianamente buena, pero en definitiva el sistema de comprar un boleto de viaje y la infraestructura de los terminales es algo que se debe mejorar grandemente. La desorganización, la suciedad, el comercio ilegal y la viveza reinan en los pasillos de cualquier terminal venezolano.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Narrativas nuestras: Érase una vez en Venezuela

Luego de haber visto Érase una Vez en Venezuela en cine, el film venezolano que va camino a los Oscars, me convertí en un embajador no oficial del film y de su mensaje.  La realidad venezolana se plasma en un film que cubre aproximadamente 5 años y que captura no sólo el devenir de la crisis política en Venezuela sino que también captura la profunda crisis social y humanitaria y la fuerte desfragmentación del tejido social que atraviesa mi país.  Luego de haber donado a la campaña de recolección de fondos que realizó el film con el ánimo de financiar su camino a los Oscars, me fue enviado el link para acceder a la película en línea como retribución a mi donación. Organicé una noche de películas para ver junto a seres queridos este film y seguir promoviendo que más personas lo vean, lo sientan suyo y lo compartan.  Mi hermana, justo a mi lado durante la proyección de la película, pronunció dos frases que se quedaron en mi cabeza durante todo el film y que me motivaron a escribir esta en