Ir al contenido principal

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Lo Que Me Cuenta La Gente

Cada persona tiene una historia que contar. Durante mis viajes me he topado con personas que se abren a contarme su historia. Por lo que han pasado. Sus vivencias. Me lo cuentan como si nos conociésemos, como si no importara que justo me acaban de conocer. Que no saben quién soy. Que solo saben de mí que cargo una pesada mochila, que viajo y que me acabo de topar con ellos quien sabe por qué razón.

Señor José Luis, artesano Wayúu 
Yo estoy en este negocio desde hace años, mi papá fue sastre y yo también lo soy” me contaba Walter por las calles de El Saladillo y más tarde me topé con José Luis quien me contó que su papá había muerto cuando él era muy joven, que en los años 70’ se fue a Caracas a probar suerte donde trabajó de plomero, electricista y cualquier oficio que saliera pero al final “me regresé a mi tierra, a donde pertenezco”.

Viajando por un país en medio de una crisis económica y una situación grave de escasez de alimentos me encuentro con historias como la de Luisa, una cantinera de un colegio en Barlovento que me decía “ahorita tenemos que cerrar para ir a hacer la cola y ver que podemos comprar para ofrecerles a los niños mañana”, sin embargo me decía que era feliz con su trabajo.

Muchas veces me compenetro con las historias, las siento y me duelen. Muchas son historias felices, otras no tanto. Cada quien se desahoga con lo que tiene, con lo que carga. Como José Guerra, una de las personas más emprendedoras que he conocido, quien me contaba que ya estaba en trámites para irse del país. Sus palabras fueron: “Me gusta Venezuela pero no quiero que este sea el país en el que mis chamos crezcan”. Había pasado por un secuestro y un atraco en la puerta de su casa. La decisión ya estaba tomada.

Las historias se repiten, en cada estado que visito las historias nunca dejan de ser contadas y yo no tengo ningún problema en escucharlas, quizás en ese momento esté ayudando a alguien sin saberlo, quizás esa persona me está ayudando a mí, no lo sé. Pero lo que me cuentan no son simples historias, me cuentan su vida, comparten conmigo una parte de su mundo y cuando regreso a casa lo haga cargando mucho más que un simple souvenir. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Narrativas nuestras: Érase una vez en Venezuela

Luego de haber visto Érase una Vez en Venezuela en cine, el film venezolano que va camino a los Oscars, me convertí en un embajador no oficial del film y de su mensaje.  La realidad venezolana se plasma en un film que cubre aproximadamente 5 años y que captura no sólo el devenir de la crisis política en Venezuela sino que también captura la profunda crisis social y humanitaria y la fuerte desfragmentación del tejido social que atraviesa mi país.  Luego de haber donado a la campaña de recolección de fondos que realizó el film con el ánimo de financiar su camino a los Oscars, me fue enviado el link para acceder a la película en línea como retribución a mi donación. Organicé una noche de películas para ver junto a seres queridos este film y seguir promoviendo que más personas lo vean, lo sientan suyo y lo compartan.  Mi hermana, justo a mi lado durante la proyección de la película, pronunció dos frases que se quedaron en mi cabeza durante todo el film y que me motivaron a escribir esta en