Ir al contenido principal

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Histórico Acercamiento de los Estados Unidos hacia América Latina


El distanciamiento entre los países al Sur del río Bravo y los Estados Unidos de América, mientras estos últimos estaban enfocados en Medio Oriente, pareciera que ya está llegando a su fin durante el último año de la administración Obama.

A principios del siglo XX los Estados Unidos de América gozaban de una amplia aceptación y simpatía por parte de los pueblos de la América Latina. Después de la Segunda Guerra Mundial las relaciones internacionales del hemisferio recayeron sobre los hombros de la superpotencia y los lazos se afianzaron aún más, sobretodo entendiendo el panorama internacional de la Guerra Fría que llevó al intervencionismo por parte de la Nación norteña con la finalidad de evitar que se sembrara la semilla comunista en el hemisferio.

El título de Protector del Hemisferio no fue autoimpuesto, la América Latina le delegó a los E.E.U.U. esa responsabilidad. A inicio de la década de 1980 cuando se suscita la Guerra de las Malvinas al sur del continente entre Argentina y Reino Unido se esperaba entonces un apoyo de los E.E.U.U. hacia Argentina pero la balanza se equilibró a favor del Reino Unido y América Latina comenzó a sentir que no estaba tan segura como pensaba.

América Latina dio un giro hacia la izquierda e inició el distanciamiento. Sin embargo, la izquierda latinoamericana se debilita cada vez más desde finales de 2014 cuando observamos liderazgos agotados y cuando el populismo –al que acostumbraron a sus ciudadanos-  empieza ya a no ser tan rentable por una increíble perdida en los ingresos.

El fin del kirchnerismo en Argentina y la reapertura comercial cubana son sólo unas de las señales que indican que Latinoamérica, después de tanto tiempo, se dirige hacia una nueva dirección. Hoy tenemos a un Evo sin derecho a la reelección, una Dilma que se debilita cada vez más y que lucha por aumentar su popularidad y la de su partido y un Maduro que tiene más del 70 % de desaprobación en su gestión de gobierno.

Frente a este panorama, Obama se niega a ser recordado únicamente por ser el primer Presidente negro en la historia de los Estados Unidos y, la Casa Blanca está intentando recuperar espacio en las relaciones aprovechando el contexto ante el cual se presenta Latinoamérica.

Después de casi 90 años, un presidente norteamericano visitará Cuba. A pesar de que no se tiene una agenda oficial, se espera que temas como las libertades y los DDHH en Cuba, además del futuro de la Base de Guantánamo estén dentro del debate político. Los medios de comunicación jugaran un papel muy importante ante esta visita en la que Obama se reunirá con grupos disidentes como las Damas de Blanco, quienes han venido sufriendo más represión justo antes de la esperada visita, como lo denunció su líder Berta Soler.

A pesar de que el Asistente de Obama, Ben Rhodes ha afirmado que “la situación en la isla no cambiará de la noche a la mañana, ni desaparecerán las divergencias entre ambos países” son muchas las expectativas de los cubanos que aún permanecen en la isla y abogan para que el Presidente Obama visite otras provincias y se adentre más allá de las calles y edificaciones que el gobierno cubano ha restaurado recientemente y de las zonas turísticas para que conozca la verdadera realidad de Cuba.

Aunque los medios internacionales han sobreexplotado la visita de Obama a Cuba, en parte por la gran importancia histórica que representa, justo después Obama viajará hasta Argentina para encontrarse con su recién electo homólogo Mauricio Macri. El tema principal de su encuentro estará centrado en el control del narcotráfico y la posibilidad de reactivar la colaboración con la DEA para cumplir dicho objetivo. Tema clave entendiendo que un gran porcentaje de la droga que se comercia a nivel mundial pasa por algún país de Sudamérica (Principalmente Paraguay, Brasil, Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela).

La visita de Obama a Argentina no dejará de ser polémica y es que se espera que Macri le pida a Obama desclasificar los documentos norteamericanos sobre la dictadura denominada Proceso de Reorganización Nacional. Además, Obama quien estará en Argentina para el día 24 de marzo –cuando se cumplen 40 años del golpe militar de 1976- cabe la posibilidad de que visite la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) cuya edificación sirvió como uno de los más grandes centros de retención y tortura durante la dictadura militar, teniendo entonces un importante significado respecto a la reconciliación. También es probable que durante su estadía deba lidiar con manifestaciones políticas y sociales en su contra, por representar a la Nación que apoyó a la dictadura.


Sin duda alguna, este retorno de la presencia del Jefe de la Casa Blanca en Latinoamérica debilita aún más la fuerza de la izquierda en el hemisferio y favorece a aquellos Estados que estén dispuestos a abrir sus relaciones con la primera potencia mundial. Se deberá estar pendiente a lo que pasa en Estados Unidos el próximo mes de Noviembre cuando se lleven a cabo las elecciones y se vislumbre si el acercamiento hacia América Latina seguirá dando pasos hacia delante o si por el contrario el aislamiento regirá la política exterior estadounidense con relación a los países al sur del Río Bravo.

Twitter: @SoyLuisAlvarado 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Narrativas nuestras: Érase una vez en Venezuela

Luego de haber visto Érase una Vez en Venezuela en cine, el film venezolano que va camino a los Oscars, me convertí en un embajador no oficial del film y de su mensaje.  La realidad venezolana se plasma en un film que cubre aproximadamente 5 años y que captura no sólo el devenir de la crisis política en Venezuela sino que también captura la profunda crisis social y humanitaria y la fuerte desfragmentación del tejido social que atraviesa mi país.  Luego de haber donado a la campaña de recolección de fondos que realizó el film con el ánimo de financiar su camino a los Oscars, me fue enviado el link para acceder a la película en línea como retribución a mi donación. Organicé una noche de películas para ver junto a seres queridos este film y seguir promoviendo que más personas lo vean, lo sientan suyo y lo compartan.  Mi hermana, justo a mi lado durante la proyección de la película, pronunció dos frases que se quedaron en mi cabeza durante todo el film y que me motivaron a escribir esta en