Ir al contenido principal

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Reflexión Anual por Cumpleaños


Reflexionar sobre el último año es un buen ejercicio que me gusta practicar cada que cumplo años, lo práctico desde hace al menos 8 años y me permite ser más consciente de mis propios procesos personales. No recuerdo exactamente lo que deseé cuando cumplí mis 22 años, hace un año, pero estoy seguro que sea lo que sea que haya deseado se quedó corto con lo que he vivido y experimentado. 

Durante el último año viví procesos emocionales internos de sanación y estuve expuesto a experiencias externas físicas y emocionalmente exhaustivas, la enfermedad vino a mi familia para enseñarnos cuán unidos podemos ser ante esas circunstancias, una persona llegó a mi vida de una forma inesperada para mostrarme todo lo que soy capaz por amor y enseñarme que a veces perder el equilibrio por amor es parte de vivir una vida equilibrada y finalmente gané un proceso de deconstrucción personal que me permitió redefinir quién soy y volver a sentir una conexión con mi esencia.

Pasé de un proceso de perdón y reconciliación en el cual gané auto-confianza, a un proceso de apertura que me condujo a la necesidad de practicar el desapego y ahora mismo me encuentro en un proceso de trascendencia.

He aprendido en los últimos meses que el apego puede o no ser algo dañino, para saberlo es importante sensibilizarse a la energía de aquello a lo que te estás aferrando para ver si es una buena oportunidad de expandirte y crecer. No hay recompensa en aferrarse a algo que no expande ni a tu consciencia ni a tu alma, si es así hay que ser lo suficientemente fuerte para dejarlo ir. Aprendí también que ninguna relación se agota, porque todos somos eternos. La relación evoluciona, se transforma pero persiste. Y aprendí que la palabra amor no se conjuga con el verbo hacer, sino con el verbo ser; porque si eres amor todo lo que hagas será amor.

Los 23 años están llegando a mi vida en un momento de apertura, que comprende soltar, confiar y fluir. Ya no busco la estabilidad, porque en un mundo tan cambiante la estabilidad es una ilusión. En su lugar, busco la plenitud y la expansión, porque en medio del caos la plenitud se convierte en mi ancla y la expansión en mi propósito.

Un año se pasa rápido, pero en él pueden suceder muchas cosas. Si todo esto me pasó a mis 22 años, ya estoy ansioso y emocionado por vivir lo que este próximo año me espera ¡Ya son 23!

“Deja de actuar tan pequeño, eres el universo completo en movimiento de éxtasis”
- Rumi

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Narrativas nuestras: Érase una vez en Venezuela

Luego de haber visto Érase una Vez en Venezuela en cine, el film venezolano que va camino a los Oscars, me convertí en un embajador no oficial del film y de su mensaje.  La realidad venezolana se plasma en un film que cubre aproximadamente 5 años y que captura no sólo el devenir de la crisis política en Venezuela sino que también captura la profunda crisis social y humanitaria y la fuerte desfragmentación del tejido social que atraviesa mi país.  Luego de haber donado a la campaña de recolección de fondos que realizó el film con el ánimo de financiar su camino a los Oscars, me fue enviado el link para acceder a la película en línea como retribución a mi donación. Organicé una noche de películas para ver junto a seres queridos este film y seguir promoviendo que más personas lo vean, lo sientan suyo y lo compartan.  Mi hermana, justo a mi lado durante la proyección de la película, pronunció dos frases que se quedaron en mi cabeza durante todo el film y que me motivaron a escribir esta en