Ir al contenido principal

Oscuro abril de 1994 - Ruanda

En abril de 1994 inició el proceso planificado de exterminio de la etnia Tutsi en Ruanda. En el período de tres meses 1 millón de almas fueron masacradas y desmembradas con machetes a lo largo y ancho de este país, esto equivale a la mitad de la población de Caracas. Dos tercios de la población de Ruanda fue desplazada, 2 millones de personas se refugiaron en países vecinos.  Las mujeres y los niños fueron los principales objetivos del genocidio para evitar que otra generación de esta etnia volviese a emerger.  El mundo observó desde lejos lo que ocurría y no hizo nada. Este es el hecho histórico que más verguenza genera en la comunidad internacional.  ¿Cuanto odio es necesario para que esto ocurriera? Mucho.  Este odio impulsado desde la prensa y fundamentado en divisiones coloniales y en rencores de la élite política fue el motor que movilizó el genocidio.  En Ruanda, nadie entiende bien como sucedió, muchos aún hoy no pueden creer lo sucedido. Es un proceso social traumático que aún

Me quiero quedar aquí

Recuerdo de mi primer voto, 6 de diciembre de 2015

 

Hace cinco años atrás, en la primera semana de diciembre, me desperté con la sensación de que ese día haría algo importante por mi país. Por primera vez iría a votar como ciudadano venezolano. Mi primer voto  fue en las parlamentarias del 2015.

Voté a conciencia y movilicé a varios amigos para que hicieran lo mismo. Luego fuimos a casa a esperar el resultado. En las calles había esperanza. La oposición había ganado la mayoría de la Asamblea Nacional.

La historia es conocida. Distintos grupos de poder conspiraron para torcer, con argucias legales, amenazas y tentaciones, la voluntad democrática y conciliadora del venezolano. Comenzaron a eliminar diputados electos y a construir instituciones paralelas que le fueran más cómodas al centro del poder.

Desde aquel diciembre de 2015 han pasado muchas cosas: la presión diplomática y la escasez de insumos básicos llegaron a su más alto nivel; logramos ser el primer país en tener 2 Presidentes, 3 Asambleas Nacionales y 2 Tribunales Supremos de Justicia operando al mismo tiempo de forma paralela; la Comunidad Internacional reconoció la existencia de una crisis humanitaria, y mientras eso pasaba, 4 millones de venezolanos, principalmente jóvenes, salieron de Venezuela, entre ellos mi hermano, mis primos, decenas de amigos, vecinos y conocidos.

Desde 2015 no he vuelto a votar. No es algo de lo que me enorgullezca, porque quiero votar en elecciones libres, creíbles, con candidatos de verdad, con ideas y debates reales. Las últimas elecciones han sido poco confiables y creíbles, tanto para los expertos nacionales como para los organismos internacionales.

Venezuela quiere una solución pacífica. Los venezolanos estamos exhaustos de los problemas creados por la polarización partidista y los conflictos de dos bandos que parecen estar dispuestos a todo antes que ceder o conciliar el poder.

Distintas Organizaciones Internacionales, Organismos Intergubernamentales y cientos de Organizaciones No Gubernamentales se han sumado a  la presión ejercida con un único mensaje al gobernante: debe cambiar, actuar y permitir que el Pueblo venezolano reencuentre la estabilidad, el crecimiento económico y el bienestar a través de una solución política que conduzca a una democracia real.

 Venezuela ya ha pagado con lágrimas, sangre, exilios, migraciones y miles de muertes silenciosas de niños, ancianos y madres en trabajo de parto, el apego al poder y los privilegios económicos por parte de quiénes lo detentan.

Aunque los próximos comicios no hacen sino profundizar los problemas del país, es hora de abrir otro camino: Un camino para la paz y la reconciliación que permita el retorno de la prosperidad y la confianza en las instituciones.

Este mensaje es un llamado a la conciliación y la sensatez. Por favor, no insistan en este tipo de artificios electorales, que amenazan con crear más conflicto y agravar la situación ya de por sí compleja. Venezuela quiere confiar, votar en unas elecciones libres y justas y prosperar.

Por favor, queremos vivir y creer. Avancemos en la solución de este conflicto y superemos este proceso nacional. Se los pide un joven que ha despedido en aeropuertos, terminales y cementerios a familiares y amigos. Paren. Me quiero quedar aquí.


- Luis Alvarado Bruzual 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

El Saladillo: Color y Más Color.

El Saladillo es un sector popular de Maracaibo, símbolo regio de la zulianidad. Sus calles y sus casas son una auténtica mezcla de sentimientos y tradiciones. Unos colores vibrantes que se le mete a uno las venas y nunca se le sale del pensamiento. Estas calles han sido fuente de inspiración para numerosos poetas y gaiteros. Su gente está muy conectada con la Virgen de la Chiquinquirá. Fue una de sus habitantes, María Cárdenas, quien se encontró –mientras lavaba en el Lago- una tablita que mostraba lo que parecía ser una imagen religiosa a la que no le tomó importancia hasta que los milagros comenzaron a suceder y, fue así como en El Saladillo comenzó la devoción hacia la Chinita. Este sector data del siglo XVIII y sus casas fueron construidas de tal manera que aguantaran el inclemente sol que hace en estas tierras sin que sus propietarios se achicharraran por el calor en el interior de estas. Construidas frente al lago –en su costa occidental- con calles que conducen

Consecuencias psicosociales de los conflictos

Rosa no ha podido volver a dormir en su cama desde el enfrentamiento entre las Fuerzas del Estado y los grupos del crimen organizado en la comunidad de la Cota 905 en Caracas, Venezuela. Rosa, además, ha estado presentando problemas de presión arterial y dificultad para retomar hábitos de su día a día e incluso socializar con sus vecinos. Rosa es víctima del trastorno de estrés postraumático, al igual que varios habitantes del sector. Durante tres días consecutivos la zona popular de la Cota 905 vivió una escalada de violencia en un conflicto que permanecía latente con escaladas intermitentes cada cierto tiempo. La Operación Gran Cacique Guaicaipuro, nombre que dio el Gobierno al operativo, solo puede ser comparable en la región con la Operación Orión emprendida en el año 2002 por el Gobierno de Colombia en una popular comuna de Medellín para acabar con la presencia de milicias urbanas de grupos guerrilleros. Ambas operaciones cargadas de fuertes prejuicios respecto a las zonas po