Ir al contenido principal

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Sobre la integración del cambio en nuestra vida



Algunos días atrás veía por primera vez la película "El Efecto Mariposa" (2004), una que particularmente no había llamado mi atención hasta entonces. Para quiénes no la han visto, como yo hasta hace algunos días, esta película narra una secuencia de eventos que marcan las vidas de las personas que las viven y la necesidad de cambiar dichos eventos para afectar el futuro. A mi parecer, esta película puede resumirse en la frase "No puedes cambiar lo que es alguien sin destruir lo que fue" que aparece a mitad de la cinta. 

También, días atrás, entrevistaba a Yendri Velasquez, un activista de Derechos Humanos en Venezuela y defensor de los derechos LGBTIQ+, y conversabamos sobre la identidad. Yendri expresó que los seres humanos "somos un montón de cosas", y es cierto. Nuestra identidad no es inmutable, sino que por lo contrario, va cambiando cada que experimentamos nuevas vivencias, conocemos nuevas personas, accedemos a nueva información, etc. Esto nos lleva a la idea de que queramos o no, permanentemente estamos cambiando. 

Ahora, ¿qué sucede con las experiencias no tan positivas y/o dolorosas que influyen sobre nuestra identidad, lo que somos actualmente? ¿las olvidamos? ¿enterramos y/u ocultamos? ¿las mostramos? ¿las sanamos?

Por lo general, solemos responder a este tipo de experiencias intentando olvidar, ya que si logramos olvidar no habrá más dolor, pero ¿acaso si olvidamos esto, no estamos también olvidando parte de quiénes somos? Con esto no quiero expresar que las experiencias no-positivas, dolorosas y/o traumáticas son la totalidad de lo que somos, pero si forman parte del prisma que define nuestra identidad. 

Hace un par de años cuando realizaba distinas terapias a fin de sanar un proceso doloroso, mi terapeuta me dijo algo como esto: "Todas las terapias que estamos haciendo nos permiten acceder a información de tu pasado, pero el pasado hoy ya no lo podemos cambiar. Toda esta información te permite tomar decisiones hoy sobre tu presente, esto si puedes cambiarlo. Toma decisiones". 

Frente a la multiplicidad de eventos que pasan en nuestra vida diariamente, tenemos siempre el poder de tomar decisiones (donde incluso no hacer nada es una decisión), y estamos, consciente o inconscientemente, diariamente tomando decisiones que afectan nuestro presente y futuro, que moldean y moldearán quiénes somos. 

Como me comentaba Yendri, efectivamente somos un montón de cosas complejas que cambia con el tiempo y las experiencias. Ahora bien, ¿han pensado en que en ocasiones nuestra vida puede cambiar tan rápido que inconscientemente nos aferramos a una vieja versión de nosotros mismos que ya no existe?

En mis últimos 6 meses he estado tomando muchas decisiones a nivel personal y profesional que han afectado positivamente mi presente, sin embargo, la contrariedad entre lo que fui y lo que soy actualmente me ha generado un sinsabor que inconscientemente me hace aferrarme a la vieja pero conocida versión de mi. 

Hace unos días compartía con una buena amiga que ha estado haciendo cambios importantes en su vida, y le comentaba sobre mi sinsabor y me decía algo como "ahora que tu vida cambió, tienes que integrar el cambio en tu vida". Aquello por lo que trabajaba meses y años atrás que hoy es una realidad, ya no está separado de mi, es parte integrada de mi nuevo yo, y debo reconocerme e identificarme con esta nueva versión, disfrutarme en esta nueva etapa de vida. 

Así que no solo se trata de tomar decisiones para cambiar, se trata también de aceptar e integrar el cambio en nuestra vida como una constante, dejarnos guiar por la ola de la transformación y sentirnos merecedores de las cosas bonitas que nos ocurren y de la paz que sentimos. 

Una película y conversaciones con amigos me trajeron a esta reflexión, gracias a ellos puedo ver con distintos ojos mi nueva realidad. Seguiré transformandome e integrando el cambio, porque no es diferente a mi, soy yo. 

Con mucho cariño, 

Luis Alvarado Bruzual 

Nota: Feliz año nuevo 2022 a todos los lectores del blog, deseo que su vida se impregne de mucho amor y que gocen de salud en especial en estos tiempos tan difíciles para la humanidad. Sean felices y llenen al mundo de su felicidad. 






Comentarios

  1. Casino Tropez: Get a €2000 Bonus in 2021!
    Casino Tropez has got some exciting new online bet surface area games coming to the table with 승인 전화 없는 사이트 Casino Tropez including 양방 배팅 a welcome bonus gameandbirdcalls.com of 토토 사이트 추천 €2000.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Proceso de Elaboración del Queso Guayanés

Datos históricos señalan que la elaboración de quesos en territorio venezolano comenzó en el siglo XV, cuando la actividad agropecuaria era la más importante en nuestro país. Muchos quesos pueden considerarse como ‘nacidos en Venezuela’ como el queso telita, de mano, de siquire, el de cartera, palmizulia, el guayanés y muchos otros. Un venezolano te conoce la diferencia entre un telita, uno de mano y el guayanés con solo probarlo, los quesos artesanales se hacen por todo el territorio nacional y estos son los más consumidos en la dieta del venezolano. Nada mejor que despertarse por la mañana y desayunar con una arepa rellena de queso guayanés, un poco de aguacate y un guayoyo de acompañante, inevitablemente el queso ya forma parte de la tradición venezolana. Para que el queso llegue a la mesa y acompañe a una arepa recién hecha tiene que pasar por distintos procesos biológicos y de cocción, además de que lleva consigo un arduo trabajo. Todo el proceso empieza en una finca

8° Mandamiento: Deben dejar de sentir compasión por los Tutsis.

En 1990, el medio de comunicación ruandés pro-genocidio llamado Kangura publicó lo que se conoció como "Los Diez Mandamientos Hutu", y dichos mandamientos fueron como ley divina para un pueblo profundamente devoto de la fe.  El desarrollo de la compasión es lo que nos caracteriza como seres humanos, y el octavo mandamiento llamaba a la cancelación de esta cualidad y emoción, lo que es igual a pedirle a seres humanos que dejen de ser humanos.  En todo conflicto, es fácil sentirse identificado con las víctimas y sentir compasión por ellas. ¿Saben que es lo difícil? Identificarse con los perpetradores de los hechos y sentir compasión por ellos.  Durante los primeros días en Ruanda mi mente inconscientemente intentaba identificar a las personas en la calle de acuerdo a su pertenencia a una etnia en específico. Me sentí muy culpable y avergonzado.  Quería saber quienes eran víctimas y quienes podían haber sido potenciales victimarios.  Cuando fui al Museo "Campaña contra el G

Narrativas nuestras: Érase una vez en Venezuela

Luego de haber visto Érase una Vez en Venezuela en cine, el film venezolano que va camino a los Oscars, me convertí en un embajador no oficial del film y de su mensaje.  La realidad venezolana se plasma en un film que cubre aproximadamente 5 años y que captura no sólo el devenir de la crisis política en Venezuela sino que también captura la profunda crisis social y humanitaria y la fuerte desfragmentación del tejido social que atraviesa mi país.  Luego de haber donado a la campaña de recolección de fondos que realizó el film con el ánimo de financiar su camino a los Oscars, me fue enviado el link para acceder a la película en línea como retribución a mi donación. Organicé una noche de películas para ver junto a seres queridos este film y seguir promoviendo que más personas lo vean, lo sientan suyo y lo compartan.  Mi hermana, justo a mi lado durante la proyección de la película, pronunció dos frases que se quedaron en mi cabeza durante todo el film y que me motivaron a escribir esta en